Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Editor's pick

Quién es el CEO detrás de la única empresa de striptease que cotiza en Wall Street

Tras dos años de pandemia, ‘todos quieren ir de fiesta’, sostiene el CEO de RCI Hospitality Holdings

Publicado

on

Quién es el CEO detrás de la única empresa de striptease que cotiza en Wall Street
Eric Langan (a la derecha) en el Scarlett's Cabaret en Miami. FOTO: RCI Hospitality Holdings

Por Susannah Breslin

“Todos quieren ir de fiesta”. Así es como Eric Langan, director ejecutivo y presidente de la junta directiva de RCI Hospitality Holdings, la única empresa propietaria de clubes de striptease que cotiza en bolsa, describe el estado de su negocio en la actualidad. ¿Pandemia? Dos años de noticias oscuras y cuarentenas generaron una ola de consumidores que quieren salir y divertirse.

Puede que el negocio de los clubes de striptease no sea a prueba de pandemias, pero según Langan, es resistente a pandemias. Después de una caída inicial al principio de los confinamientos, la compañía volvió con fuerza y lo está haciendo mejor que nunca. Según Langan, su conjunto de negocios está en camino de generar entre US$ 260 millones y US$ 280 millones en ingresos en 2022.

LEA TAMBIÉN: Revista Forbes | El monje de los US$ 11.000 millones

RCI Hospitality Holdings cotiza en Nasdaq con el símbolo RICK. Sus establecimientos incluyen más de 40 clubes de striptease y restaurantes. Entre sus clubes se encuentran Rick’s Cabaret y Vivid Cabaret en la ciudad de Nueva York; Club Onyx, que tiene locales en Houston, Charlotte, St. Louis e Indianapolis; y Tootsie’s Cabaret en Miami.

Quién es el CEO detrás de la única empresa de striptease que cotiza en Wall Street

 Scarlett’s Cabaret en Miami, Florida.

También está Bombshells, una cadena de restaurantes y bares de temática militar con múltiples ubicaciones en todo Texas. La marca de la empresa es una mezcla de comida, bebida y mujeres atractivas. La empresa se hizo pública, como Rick’s Cabaret International, en 1995, y no ha mirado atrás desde entonces.

“Se divierten”, comenta sobre los clientes de entre 20 y cuarenta y tantos años que frecuentan sus establecimientos. “Están mucho más interesados en las experiencias que en las cosas. Quieren interacción humana. Quieren ser vistos. Quieren ser escuchados. Quieren presumir frente a sus amigos. Se trata de salir y sentir que eres alguien”. La pandemia aisló a las personas, restringió su libertad, las separó. “Esto es solo una reacción contra esa falta de libertad”, observa. “Ahora están expresando su libertad de todas las formas posibles. Yo creo que es genial“.

Publicidad

ADEMÁS: Cómo la venta de pantalones deportivos de US$160 convirtió a una surfista de SoCal en una de las mujeres más ricas de EE.UU.

Entonces, ¿cómo sacar a los jóvenes que componen su base de clientes de sus sofás, de sus programas de Netflix, de sus hogares y llevarlos a sus clubes y restaurantes para que gasten? Gracias en parte al hijo de Langan, Colby, director de operaciones administrativas de la compañía, quien le presentó a su padre las NFT, “el mundo criptográfico” y la web3.

Vivid Cabaret, West New York - Opiniones del restaurante

RCI Hospitality Holdings está empleando estratégicamente una serie de iniciativas centradas en la tecnología. Por ejemplo AdmireMe, una especie de OnlyFans para bailarinas o “animadoras”, como Langan las llama, que conecta a las bailarinas con los clientes; Tip-N-Strip, un programa de puntos basado en NFT con beneficios VIP; y la última conferencia telefónica sobre resultados de la empresa se llevó a cabo en Twitter Spaces.

“Nos hemos convertido en una empresa convencional”, afirma Langan. “Sí, tenemos clubes de striptease, pero en realidad estamos en el negocio del flujo de efectivo”, dice.

Por supuesto, su trabajo no es como el de cualquier otro director ejecutivo. (“Soy el conserje jefe”, dice.) Activo en Twitter, no es alguien que se contenga. “Diamond Cabaret Denver tiene tantas animadoras hermosas esta noche”, tuiteó no hace mucho. “No puedo decidir si esta noche debería ser una noche rubia o morena. ¿Qué opinan?”, escribió en otro mensaje. “¡¡Solo recuerden que pueden sacar a la stripper del club pero no pueden sacar al club de la stripper!!!”.

Sus mensajes no escandalizan en su entorno. Al fin y al cabo este es el negocio de clubes de striptease (y restaurantes). Seguro después de la conferencia telefónica sobre los resultados de la empresa se reunió con inversionistas y con algunas bailarinas en Tootsie’s.

Publicidad

Publicidad