Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Actualidad

Biden acepta adelantar una cumbre con Putin para hablar sobre la crisis en Ucrania

Los mercados financieros subían por la esperanza de una solución diplomática

Publicado

on

Rusia asegura que dará una respuesta "fuerte" a las sanciones de Estados Unidos
El presidente estadounidense Joe Biden y el presidente ruso Vladimir Putin. FOTO: TASS/Getty Images.

El presidente de EE.UU., Joe Biden, y el presidente ruso, Vladimir Putin, han llegado en principio a un acuerdo para celebrar una cumbre sobre Ucrania, dijo el lunes el mandatario francés Emmanuel Macron, ofreciendo una posible salida a una de las crisis europeas más peligrosas en décadas.

Los mercados financieros subían por la esperanza de una solución diplomática, incluso pese a que imágenes por satélite parecían mostrar nuevos despliegues rusos cerca de la frontera de Ucrania y el lunes se escuchaban sonidos de combates en el este, donde las fuerzas gubernamentales ucranianas están luchando contra los separatistas prorrusos.

Cumbre solo si no hay invasión

La oficina del presidente francés dijo en un comunicado que había propuesto a ambos líderes una cumbre sobre “seguridad y estabilidad estratégica en Europa.” La Casa Blanca dijo en un comunicado que Biden había aceptado la reunión “en principio”, pero sólo “si no se ha producido una invasión”.

“Siempre estamos listos para la diplomacia”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki. “También estamos listos para imponer consecuencias rápidas y severas si Rusia, en cambio, elige la guerra”.

Los mensajes que buscaban comentarios del Kremlin y de la oficina del presidente ucraniano Volodymyr Zelenskiy no fueron devueltos inmediatamente a primera hora del lunes.

Muchos detalles sobre la cumbre propuesta —que fue anunciada después de una ronda de llamadas telefónicas entre Macron, Biden, Putin, Zelenskiy y el primer ministro británico Boris Johnson— no están claros.

Publicidad

LEA TAMBIÉN: Los mercados se agitan por el conflicto de Rusia y Ucrania, pero la historia muestra un impacto pasajero de este tipo de eventos

La oficina de Macron y la Casa Blanca dijeron que las bases del encuentro las elaborarían el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, y el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, durante su reunión prevista para el 24 de febrero. Tampoco se sabe qué papel desempeñará Ucrania en la cumbre, si es que tiene alguno.

Un representante de la Administración Biden dijo en un correo electrónico que la cumbre era “completamente ficticia”, ya que el momento y el formato aún no se habían determinado.

Mientras los precios del petróleo caían, los mercados bursátiles asiáticos reducían sus pérdidas y los futuros de Wall Street subían ante las noticias de una posible cumbre. Michael McFaul, exembajador de Estados Unidos en Rusia, se mostró escéptico al respecto.

“Pero si Biden y Putin se reunieran, deberían invitar a (Zelenskiy) a unirse”, dijo en un mensaje publicado en Twitter.

Rusia niega que quiera invadir

La noticia de la propuesta de Macron llega después de una semana de tensión creciente estimulada por el aumento de las fuerzas militares rusas. Las fuerzas rusas se han ido acumulando alrededor de su país vecino desde finales del año pasado, lo que, según los países occidentales, es el preludio de una invasión que podría llegar en cualquier momento.

Publicidad

Rusia niega su intención de invadir, pero los nervios han aumentado cuando el Ministerio de Defensa bielorruso ha anunciado que Rusia prolongará las maniobras militares en Bielorrusia que debían terminar el domingo.

La empresa estadounidense de imágenes por satélite Maxar informó de múltiples nuevos despliegues de unidades militares rusas en bosques, granjas y zonas industriales a tan sólo 15 km de la frontera con Ucrania.

Blinken dijo el domingo que la ampliación de las maniobras en Bielorrusia, fronteriza con Ucrania por el norte, le hacían creer que es más probable que Rusia esté al borde de un ataque.

“Hasta que los tanques estén realmente rodando, y los aviones estén volando, utilizaremos cada oportunidad y cada minuto que tengamos para ver si la diplomacia puede todavía disuadir al presidente Putin de llevar esto adelante”, dijo a CNN.

En una carta a la que Reuters tuvo acceso el domingo dirigida a la jefa de derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, Estados Unidos planteó su preocupación de que “una nueva invasión rusa de Ucrania pueda crear una catástrofe de derechos humanos”.

“Concretamente, tenemos información creíble que indica que las fuerzas rusas están creando listas de ucranianos identificados para ser asesinados o enviados a campos tras una ocupación militar”, escribió la embajadora de EE.UU. ante la ONU en Ginebra, Bathsheba Nell Crocker.

Publicidad

Bombardeos esporádicos

Los bombardeos esporádicos a través de la línea que divide a las fuerzas gubernamentales ucranianas y a los separatistas prorrusos en el este se han intensificado desde el jueves. El lunes se volvieron a escuchar sonidos de combates, incluida una explosión en el centro de la ciudad de Donetsk, controlada por los separatistas. Se desconoce la causa.

Los rebeldes dijeron que dos civiles murieron en un bombardeo de las fuerzas gubernamentales de Kiev, informó la agencia de noticias rusa RIA.

Kiev ha acusado a las fuerzas prorrusas de bombardear a sus propios compatriotas en la región escindida para culpar de los ataques a las fuerzas gubernamentales ucranianas.

Los países occidentales están preparando sanciones que, según ellos, serían de gran alcance contra empresas e individuos rusos en caso de invasión, incluyendo medidas para prohibir a las instituciones financieras estadounidenses que procesen transacciones para los principales bancos rusos, dijeron personas familiarizadas con el asunto.

El primer ministro británico, Boris Johnson, declaró a la BBC que tales medidas podrían incluir restricciones al acceso de las empresas rusas al dólar y a la libra esterlina.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, declaró a la emisora alemana ARD que Rusia “en principio quedaría aislada de los mercados financieros internacionales” y se vería privada de las principales exportaciones europeas.

Publicidad

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, dijo que era hora de que Occidente aplicara al menos una parte de las sanciones que ha preparado, pero la Administración Biden se ha negado a hacerlo, alegando que su efecto disuasorio se perdería si se utilizaran demasiado pronto.

REUTERS

 Convierta a Forbes Chile en su fuente de información habitual

Publicidad