Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Tecnología

¿Qué quiere hacer Elon Musk con nuestros cerebros? Claves para entender a Neuralink

Cuál es su objetivo, a quiénes ayudará y cómo evoluciona este proyecto de Elon Musk

Publicado

on

¿Qué quiere hacer Elon Musk con nuestros cerebros? Claves para entender a Neuralink

Por Martín Serrano*

En apenas veinte años, la tecnología digital ha transformado la sociedad con la mejora de la conectividad, la inclusión financiera o el acceso al comercio y a los servicios públicos. En el ámbito de la educación, los entornos virtuales de aprendizaje y la formación a distancia han llevado los programas educativos a estudiantes que, de otro modo, quedarían excluidos.

Los servicios públicos también son cada vez más accesibles y responsables gracias a sistemas que utilizan las cadenas de bloques y la burocracia es menos gravosa gracias a la ayuda de la inteligencia artificial. Los macrodatos también pueden contribuir a que las políticas y los programas sean más pertinentes y precisos.

¿Y qué ocurre en el sector sanitario? Las tecnologías de vanguardia que utilizan inteligencia artificial (IA) ayudan a salvar vidas, diagnosticar enfermedades y prolongar la esperanza de vida. Y para ello se crean compañías como Neuralink.

Neuralink es la compañía de chips cerebrales fundada por Elon Musk, CEO de Tesla y fundador de Space X, que promete conectar nuestras mentes a internet para ayudar a las personas con lesiones cerebrales a corto plazo y reducir el riesgo de IA para la humanidad a largo plazo.

La misión de la sociedad es desarrollar interfaces cerebro-máquina que traten diversas dolencias relacionadas con el cerebro, con el objetivo final de crear una interfaz para todo el cerebro capaz de conectar más estrechamente la inteligencia biológica y la artificial. En concreto, es un equipo de personas que está creando el futuro de las interfaces cerebrales: construyendo dispositivos que ayudarán a las personas con parálisis e inventando nuevas tecnologías que ampliarán nuestras habilidades, nuestra comunidad y nuestro mundo.

Publicidad

Desde el punto de vista de la empresa, la mejor forma de diseñar un producto para personas con discapacidad es colaborando con personas con discapacidad. Para ello, Neuralink trabaja desde hace varios años con un Consejo Asesor de Consumidores (CAB) compuesto por personas con experiencia vivida con tetraplejia. Desde la investigación y la ingeniería hasta el desarrollo de productos, el CAB brinda la perspectiva del usuario final para ayudarnos a crear la BCI más poderosa y fácil de usar del mundo.

¿Cuál es su objetivo?

El objetivo inicial de esta tecnología será ayudar a las personas con parálisis a recuperar su independencia a través del control de ordenadores y dispositivos móviles. Estos dispositivos están diseñados para brindar a las personas la capacidad de comunicarse más fácilmente a través de síntesis de texto o voz, seguir su curiosidad en la web o expresar su creatividad a través de aplicaciones de fotografía, arte o escritura.

Neuralink está diseñando el primer implante neural que permitirá controlar un ordenador o un dispositivo móvil dondequiera que vayas. Se insertan hilos a escala micrométrica en áreas del cerebro que controlan el movimiento. Cada hilo contiene muchos electrodos y los conecta a un implante, el Link.

El Link es un punto de partida para un nuevo tipo de interfaz cerebral. A medida que se desarrolle esta tecnología, aumentarán los canales de comunicación con el cerebro, accediendo a más áreas cerebrales y nuevos tipos de información neuronal. Esta tecnología tiene el potencial de tratar una amplia gama de trastornos neurológicos, restaurar la función sensorial y del movimiento y, finalmente, expandir la forma en que interactuamos entre nosotros, con el mundo y con nosotros mismos.

Los hilos del Link son tan finos y flexibles que no pueden ser insertados por la mano humana. Por ello, la compañía está construyendo un sistema robótico que el neurocirujano puede usar para insertar de manera confiable y eficiente estos hilos exactamente donde deben estar.

Neuralink ha pasado los últimos cuatro años construyendo la primera interfaz de máquina cerebral de alto número de canales diseñada para uso terapéutico en pacientes. Su primer producto, el N1 Link, es un dispositivo de 1024 canales que, una vez implantado, es completamente invisible y transmite datos a través de una conexión inalámbrica. 

Control desde una aplicación

Elon Musk ya ha recaudado 27 millones de dólares para conectar cerebros a  ordenadores con su compañía Neuralink

La aplicación Neuralink te permitiría controlar tu dispositivo iOS, teclado y ratón directamente con la actividad de tu cerebro, con solo pensarlo. ¿Cómo? Guiándote a través de ejercicios que te enseñarán a controlar su dispositivo. Con una conexión bluetooth, controlaría cualquier ratón o teclado y experimentaría la realidad, sin mediación y en alta fidelidad.

Como primera aplicación de esta tecnología, Neuralink planea ayudar a las personas con cuadriplejía brindándoles la capacidad de controlar ordenadores y dispositivos móviles directamente con sus cerebros. Comenzarán registrando la actividad neuronal en las áreas de movimiento del cerebro. A medida que los usuarios piensen en mover los brazos o las manos, descodificarán esas intenciones, que se enviarían por bluetooth al ordenador del usuario. Los usuarios inicialmente aprenderán a controlar un ratón virtual. Más tarde, a medida que los usuarios practiquen más y los algoritmos de decodificación adaptativa continúen mejorando, se espera que los usuarios puedan controlar múltiples dispositivos.

Publicidad

Existen muchas otras posibles aplicaciones futuras para Link. Estos incluyen la restauración de la función motora y sensorial y el tratamiento de trastornos neurológicos.

¿Cómo evoluciona el proyecto?

Lo dijo Elon Musk: los humanos podrán tener un chip cerebral en 2022 - El  Cronista

Todavía no se han iniciado los ensayos clínicos, por lo que no se dispone de datos de seguridad en humanos. Pero la seguridad ha estado en el centro del proceso de diseño. En particular, el Link incluye innovaciones técnicas para mejorar la seguridad del procedimiento quirúrgico en comparación con los dispositivos BMI existentes o la neurocirugía tradicional. Estos son algunos ejemplos.

  • Siempre existe un riesgo asociado con la anestesia general, y ese riesgo se reduce al acortar el tiempo del procedimiento. El robot neuroquirúrgico es capaz de insertar electrodos de manera eficiente y confiable. Además, el robot está siendo diseñado para insertar hilos a través de un agujero en el cráneo tan pequeño como 23 mm de diámetro. Combinado con otros avances en herramientas quirúrgicas robóticas, esto puede permitir eliminar la anestesia general e implantar el dispositivo bajo sedación consciente.
  • Insertar un dispositivo en el cerebro siempre conlleva algún riesgo de sangrado. Están tratando de reducir ese riesgo mediante el uso de hilos a escala micrométrica, insertados con una aguja cuyo diámetro es aproximadamente del tamaño de muchas neuronas en el cerebro. Además, debido a que cada hilo se inserta individualmente, están diseñando el robot neuroquirúrgico para evitar dañar los vasos sanguíneos en la superficie del cerebro o cerca de ella.

¿Para toda la población?

ELON MUSK ESTÁ DESARROLLANDO UN SUPER CHIP - Chilectronica

Neuralink se centra actualmente en la fabricación de dispositivos médicos. Estos dispositivos tienen el potencial de ayudar a las personas con una amplia variedad de lesiones y trastornos neurológicos, y esperan desarrollar tratamientos para muchas de estas afecciones en los próximos años. Esperan que a medida que sus dispositivos sigan escalando y aprendan a comunicarnos con más áreas del cerebro, descubran nuevas aplicaciones no médicas para estos Brain Computer Interface (BCI). La visión a largo plazo de Neuralink es crear BCI que sean lo suficientemente seguros y potentes como para que la población en general quiera tenerlos.

¿Y la financiación?

La compañía dedicada a la neurotecnología captó US$ 205 millones en una ronda de financiación liderada por Vy Capital, con la participación de Google Ventures, DFJ Growth, Valor Equity Partners, Craft Ventures, Founders Fund y Gigafund a mediados de 2021.

Además, se unió un grupo de ejecutivos y empresarios, entre los que se encuentran Robert Nelson (cofundador de ARCH Venture Partners); Blake Byers (Byers Capital); Sam Altman (presidente de YC Group y director ejecutivo de OpenAI); Fred Ehrsam (cofundador de Paradigm y Coinbase), y Ken Howery (cofundador de PayPal y Founders Fund).

Estos fondos se utilizarán para llevar al mercado el primer producto de Neuralink y acelerar la investigación y el desarrollo de productos futuros.

*Este artículo fue publicado originalmente en Forbes Argentina
Publicidad