Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Negocios

Se abre la inscripción para dueños de iPhone que quieran compensación por la ralentización planificada de sus aparatos

Cada dueño de iPhone recibirá una compensación de casi 37.000 pesos por aparato incluido en la demanda colectiva.

Publicado

on

Se abre la inscripción para dueños de iPhone que quieran compensación por la ralentización planificada de sus aparatos

La inscripción de usuarios de teléfonos móviles iPhone que deben ser compensados por la empresa por haber ralentizado sus aparatos a propósito y sin notificarles comenzó este martes, anunció la Organización de Consumidores y Usuarios (ODECU), que encabezó una demanda contra Apple Chile y sus representantes locales, MacOnline y Reifschneider.

Tras llegar a un acuerdo con los más de 150.000 demandantes que se unieron al pleito colectivo, las empresas deben pagarles un monto total de 2.525 millones de pesos (US$ 3,2 millones), equivalente a casi 37.000 pesos (US$ 48) por cada equipo involucrado.

“Esta es una gran victoria para ODECU, es una gran victoria para una organización de consumidores”, dijo el presidente del grupo, Stefan Larenas.

Los aparatos elegibles para la compensación son los modelos:

  • iPhone 6
  • iPhone 6 Plus
  • iPhone 6s
  • iPhone 6s Plus
  • iPhone 7
  • iPhone 7 Plus
  • iPhone SE

Todos deben haber estado funcionando con el sistema operativo iOS 10.2.1 o posterior (para iPhone 6, 6s, 6 Plus, 6s Plus y SE), o el sistema operativo iOS 11.2 o posterior (para iPhone 7 y 7 Plus) antes del 21 de diciembre de 2017.

Las personas que quieran ser compensados deben ingresar a esta página, administrada por la empresa auditora Deloitte Chile, y si cualifican deben recibir su pago en un máximo de 60 días.

Si existiera un remanente, los fondos serán donados a Fundación Las Rosas y Fundación Mi Parque.

Publicidad

Las personas interesadas en la compensación tienen hasta el próximo 24 de noviembre de 2021 para inscribirse.

La demanda sostiene que, mediante la actualización periódica del software de los iPhone, Apple estaba provocando efectos negativos sobre los aparatos, haciéndolos más lentos o que se apagaran sin motivo aparente.

Apple ha admitido que haber ralentizado el funcionamiento de ciertos modelos mediante actualizaciones del sistema operativo iOS, con el objetivo, según la compañía, de compensar la capacidad más limitada de sus baterías y prevenir así que los dispositivos se sobrecargasen y apagasen.

Sin embargo, en demandas similares a la de Chile presentadas en EEUU por el mismo motivo, tanto consumidores como Gobiernos estatales consideraron que lo que Apple estaba haciendo al enlentecer los modelos antiguos era empeorar su funcionamiento e incentivar así la compra de nuevos teléfonos y baterías.

En Chile, ODECU alegó que la empresa estaba “engañando” a los consumidores dañando el desempeño de los aparatos anteriores al modelo de iPhone más nuevo, y provocando que incurrieran en gastos reparando los aparatos o comprándolos nuevos.

En otros pleitos contra el gigante tecnológico, los demandantes alegaron que de Apple haberles informado que las actualizaciones tenían como propósito compensar el funcionamiento de baterías agotadas, estos hubiesen reemplazado las baterías en lugar de comprar teléfonos nuevos.

Publicidad

A nivel global Apple ha acordado pagar más de US$ 500 millones por demandas derivadas de la ralentización planificada de sus iPhones.

FORBES STAFF

Publicidad