Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Life

Nevada Novias consolida su liderazgo en Chile y proyecta su aterrizaje en Nueva York

La tienda de Ingrid Mancilla y María José Serrano ha diseñado más de 10.000 vestidos de novias

Publicado

on

Nevada Novias consolida su liderazgo en Chile y proyecta su aterrizaje en Nueva York

Basta cruzar la puerta de su primera Casa de Experiencia ubicada en Vitacura para empezar a vivir un sueño. Es el comienzo del camino que finaliza en el gran día de la boda. Cada detalle de la tienda está pensado para las novias: los colores, la música, los aromas, las telas, los diseños, los probadores, las anfitrionas, todo. Así es Nevada Novias, una experiencia inolvidable para todas las que ya dijeron que sí.

Y así lo pensaron Ingrid Mancilla y María José Serrano, amigas, socias y fundadoras de esta tienda que tras 17 años se consolida como líder del mercado nupcial chileno y que ya expandió sus fronteras: desembarcó en Miami y prepara la apertura de una Casa de Experiencia para 2025 en Nueva York.

Enfocadas en innovar en un mercado en el que conviven desde las marcas especialistas hasta los fast fashion retailers, estas dos arquitectas crearon su propia y exclusiva marca de vino y construyeron el primer club para novias con beneficios en hoteles, viajes y más.

Dreams come true” se lee bajo la marca Nevada Novias. Es el espíritu que mueve a estas dos empresarias, madres y diseñadoras chilenas que decidieron fundar su tienda casi el mismo día que se conocieron en la universidad. Y para hacer realidad ese sueño que combina el estilo de un atelier de diseñador con la calidez de una casa, el camino fue largo.

María José Serrano, cofundadora de Nevada Novias

“Empezamos con dos novias a la semana, sábado y domingo. El proceso fue de menos a más. Partimos con una tienda que era como un probador, de menos de 20 metros cuadrados. Y ahí hacíamos absolutamente todo, así empezó la magia”, cuenta María José Serrano, cofundadora de Nevada Novias, quien cada año junto a Ingrid Mancilla diseñan colecciones pret a porter, en las que prima el calce, el diseño y la comodidad.

Publicidad

El despegue de Nevada Novias, en esos primeros años en Pedro de Valdivia, vino cuando una clienta influencer mostró su vestido en televisión. La aparición tuvo un efecto inmediato y demandante. La oficina empezó a llenarse los sábados a primera hora con novias que hacían filas. Pasaron a tener 15 clientas mensuales y no dieron abasto, por lo que tomaron una decisión drástica: cerrar temporalmente para terminar arquitectura.

Hoy agradecen esa pausa. Se titularon y al mes buscaron un nuevo local para recomenzar. Ahora la apuesta era con una nueva visión de negocios, logrando profesionalizar los procesos y los vestidos. “Lo comenzamos a ver desde una mirada más empresarial y no tan romántica, con una visión desde el inicio de internacionalizar la marca”, recuerda Ingrid Mancilla.

Conquista de nuevos mercados

Ingrid Mancilla, cofundadora de Nevada Novias

Lo que ha convertido a Nevada Novias en referente del mercado nupcial son los detalles. “No conozco otra tienda que se preocupe tanto de los detalles y en que la novia se vaya feliz, independiente de si compró o no su vestido. Creo que, por un lado, lo que nos diferencia es la experiencia, y por otro, el calce de nuestros diseños y la posibilidad de hacerlos a medida”, explica Serrano.

Aunque Ingrid y María José son arquitectas, los años de oficio las convirtieron en diseñadoras también, por eso pueden trabajar en todos los detalles de un vestido o revisar junto a las novias algunos modelos y plasmar las ideas en un boceto. Tras 17 años en este mercado que lideran España, Estados Unidos e Italia, Nevada Novias entrega entre 80 y 100 vestidos originales al mes.

El éxito cosechado en Chile no tiene techo, ya que el sueño que arrancó en 2005 en Pedro de Valdivia ya se instaló en Miami y su plan en Estados Unidos contempla abrir en La Gran Manzana para 2025.

Apelando a su constante espíritu innovador, Ingrid Mancilla y María José Serrano convirtieron la pandemia en una oportunidad. Con el encierro sanitario se pararon los matrimonios, por lo que Ingrid decidió crear una página web y entrar al mundo del e-commerce. “Y así empezaron a comprarnos de Brasil, México y Colombia. Se nos abrió esa ventana al mundo y fue el momento de crecer”.

Publicidad

Su desembarco online las impulsó a abrir una nueva Casa de Experiencia de Nevada Novias y eligieron hacerlo en Miami. En Coral Gables, Florida, inauguraron un showroom en mayo de 2022. Además, sumaron el lanzamiento de una colección de joyas y zapatos, y concretaron la idea del primer club de beneficios para novias con más de 100 marcas de nivel internacional como LATAM Airlines, Banco de Chile, Hotel Mandarín Oriental, Avis, entre otras.

La expansión fue el momento justo para crear el vino signature Say Yes, un rosé del Valle Central de Chile desarrollado en conjunto con la Viña de Aguirre, que también cruza las fronteras. “Hoy tenemos una posibilidad de entrar fuerte en Estados Unidos. El vino tuvo buena aceptación y nos están haciendo una oferta potente que estamos estudiando”, asegura Mancilla.

Nevada Novias suma ya más de 30 colaboradores. Un equipo que partió en 2009 y que para ambas socias es el corazón de la marca que no para de crecer. La próxima meta es abrir una nueva Casa de Experiencia en Nueva York de aquí a 2025 y generar que las colecciones se puedan vender mediante venta B2B en Brasil, México, Colombia y Perú.

Inquietas e imparables, Mancilla y Serrano crearon junto a una tercera socia el centro INGA WOMEN, que ofrece talleres, charlas, clases de pilates reformer y aeroyoga, enfocado en generar un espacio seguro y de equilibrio para la mujer.

nevadanovias.com

Publicidad
Publicidad