Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Editor's pick

Estos son los premios más altos de las loterías en Latinoamérica

¿Cuál es el origen de las loterías en América Latina, cuáles son las principales y los mayores premios?

Publicado

on

Estos son los premios más altos de las loterías en Latinoamérica

En noviembre de 2022, la lotería estadounidense Powerball batió un récord mundial con un premio de US$ 2.040 millones. El mismo día se batía también un récord en Alemania: el sorteo del Eurojackpot premiaba a un jugador de Berlín con US$ 120 millones de euros. Tres veces más que el récord de hace tres años en el país, pero casi la mitad, no obstante, que los US$ 230 millones de euros obtenidos por un único ganador de Reino Unido en el sorteo Euromillones de julio de este año, máximo premio alcanzado en Europa.

¿Y en Latinoamérica? ¿Cuáles son las principales loterías y a cuánto ascienden los mayores premios entregados?

El origen de las loterías latinoamericanas hay que buscarlo en España, durante el reinado de Carlos III, quien las instauró para contribuir a las arcas del Estado, aunque, en realidad, fue un viaje de ida y vuelta. “El origen de la Lotería Nacional española es mexicano”, explica el sociólogo Roberto Garvía, autor de varios monográficos sobre historia de la lotería. En México se había descartado instaurar “un sorteo tipo loto (de las que se pueden elegir los números) porque resultaba demasiado complicado de gestionar, así que se les ocurrió hacer una lotería con números fijos ya impresos, como las Klassenloterien que había en Alemania”, explica. Durante la guerra contra Napoleón, “se trajo el modelo de la lotería mexicana a España y se le llamó ‘Lotería Nacional’ porque era una ‘lotería patriótica’, para financiar la guerra”.

España

Incluso hoy día, la Sociedad Estatal de loterías y Apuestas del Estado, dependiente del Ministerio de Hacienda, es sin duda una de las empresas públicas más rentables. El año pasado facturó 9.359 millones de euros (un tercio del total solo con la Lotería de Navidad) y obtuvo un beneficio de 2.590 millones, sin contar lo que se recauda también de los impuestos que se cobra a los premiados. Eso con una plantilla de solo 495 empleados, aunque con una red de más de 10.000 puntos de venta, todos ellos de propiedad privada.

Sin embargo, está lejos de ser actualmente el país que más gasta en lotería. “España tuvo el consumo más alto de lotería en el mundo hasta 1995: el 2%, lo que es una barbaridad”, dice Garvía, autor también de Loterías, un estudio desde la nueva sociología económica. Hoy en día, el país que más gasta en lotería es Italia, donde el organismo estatal que la gestiona factura más de 21.000 millones de euros al año, seguida de cerca por China.

En tercer lugar se encuentra Francia, luego España, Japón, Reino Unido, Estados Unidos y Grecia. En octavo lugar se encontraría Brasil, con algo más de US$ 5.000 millones al año gastados en lotería. Brasil también tiene el récord al mayor premio obtenido en el subcontinente: 306 millones de reales (US$ 55 millones de dólares) en 2017, con el sorteo de Mega Sena.

Publicidad

México

El propio Carlos III la introdujo en 1770 con la Real Lotería General de la Nueva España, antecedente lejano de la actual Lotería Nacional para la Asistencia Pública (Lotenal). Desde el principio, destinó parte de sus fondos a beneficencia. Actualmente, también ayuda a financiar actividades culturales y sociales. Y es que, como proporcionalmente juegan más quienes menos tienen, sin estas inversiones sociales, la lotería realmente contribuiría poco a la redistribución de la riqueza, algo que sí hacen los impuestos progresivos. Como dice el lema de Lotenal, “Si juegas, gana México”.

Aunque destaca también El Chispazo, el sorteo que mayores premios ha dado es El Melate, con un récord de 639,5 millones de pesos en julio de 2013 (unos US$ 32 millones). México además es el país de Latinoamérica que grava los premios con una menor tasa impositiva (un 7%, mientras Colombia cobra un impuesto del 20% sobre las ganancias ocasionales —aunque con un mínimo exento de 70.000 pesos– o Chile, un 17%).

Colombia

El sorteo más popular es la Baloto, gestionado por el Operador Nacional de Juegos, que cuenta además con el récord del mayor premio entregado en Latinoamérica: 117.000 millones de pesos colombianos (unos US$ 33 millones en 2012, cuando se entregó el premio). Sin embargo, después de impuestos, este premio queda por detrás del mencionado récord mexicano.

“Algunos consideran la lotería como un ‘impuesto voluntario’, es erróneo, no es un impuesto… pero bueno, lo puedes mirar así”, concede Garvía. “Es como un ‘impuesto’ que la gente paga felizmente, muy fácil de recaudar… es el sueño hecho realidad de cualquier ministro de Hacienda”, resume. Y, además, como hemos visto, se paga dos veces si toca, ya que los premios también están gravados.

Chile

El siguiente mayor premio entregado en Latinoamérica fue en 2019, cuando Clásico Loto dio 10.300 millones de pesos chilenos (unos US$ 15 millones). Los sorteos más populares en el país son los de la Polla Chilena de Beneficencia, que incluyen, además de la Loto, otros como Polla Gol o Racha! Después de la empresa del cobre y de la banca estatal, afirma ser la empresa pública que genera más ingresos. En 2021 facturó 25.536 millones de pesos y obtuvo un beneficio de 2.238 millones, la mayoría repartidos en dividendos al fisco de Chile y a la Corfo, sus dos únicos accionistas.

En Chile, el sector de la lotería se lo divide un duopolio. Lotería Concepción destina los ingresos de sus sorteos, que tienen llamativos nombres como Al fin le achunté, Kino o Multiplica tus Lucas, principalmente a financiar la universidad de esa ciudad, aunque también en menor medida otras instituciones sociales y de educación superior.

Publicidad

Argentina

El juego de azar que más recauda es la Quiniela, aunque aquí no está relacionado con los resultados de la liga de fútbol, como sucede en México o España. La gestión de las loterías en el país fue cedida a los gobiernos provinciales y al de la ciudad de Buenos Aires, por lo que hace cinco años se disolvió la sociedad estatal de Lotería Nacional, que operaba también Prode, las apuestas de pronósticos deportivos.

Sin embargo, el récord no lo ostenta Buenos Aires, sino Santa Fe, donde en julio de 2022 un ganador se llevó el bote acumulado durante tres años por El Quini 6: un premio de 538 millones de pesos, que, como decía Clarín, con “los descuentos ‘de rigor’ —que suman un 34 por ciento— el monto final quedaría cercano a los 378 millones” (algo más de US$ 2 millones). Sin embargo, el premio de 532 millones de pesos dado por Loto Desquite en 2017 fue mucho mayor al cambio en dólares. Como en comparación actualmente los premios son más pequeños, está proliferando la participación online en sorteos estadounidenses.

Perú

En Perú, la gestión de la lotería no es pública, aunque casi un tercio de los premios se destina directamente a beneficencia y otra décima parte es retenida por el fisco. La Tinka, que tiene también sorteos como  Kábala y Gana Diario, dio en 2017 un premio récord de 21 millones de soles (unos US$ 6 millones). Hay otras empresas especializadas, como Loterías del Perú, operadora de la lotería Tesoro Inca, o Juega Perú, gestora de Torito Mega Millones.

La probabilidad de ganar La Tinka es de una entre casi 10 millones (cinco veces más fácil que ganar la brasileña Mega Sena y 10 veces más difícil que El Chispazo). “La gente no compra tanto la probabilidad de ganar el premio como el soñar: compras un billete de lotería, sabes que no te va a tocar, pero eso lo dejas a un lado y mientras ese billete esté en tu bolsillo, puedes soñar qué vas a hacer con el premio si te toca”, explica Garvía. “Luego hay otros sesgos psicológicos que enganchan a la gente a la lotería”, admite el sociólogo, profesor en la Universidad Carlos III de Madrid. Como reza la publicidad de La Tinka, “Siempre hay un ganador”.

Venezuela y Cuba

La Lotería del Zulia en Venezuela, establecida por las Cortes de Cádiz en 1813, es la segunda más antigua de Latinoamérica después de la Lotería Nacional de México. La actual crisis económica ha propiciado un nuevo auge en el país de las loterías y los sorteos, los bingos y las rifas. Un auge que cruza fronteras, aunque no en la dirección que cabría esperar.

Publicidad

En Cuba, la lotería se considera un “vicio socialmente reprobable” y una inmoral costumbre capitalista, por lo que no hay una lotería oficial, aunque sí se practica la Charada o Bolita, ya desde la época de Carlos III. Hoy día se hacen apuestas tomando como referencia los sorteos en Venezuela, que se pueden escuchar por la radio. Aquí el “premio gordo” le puede caer a los organizadores, ya que el nuevo Código Penal cubano, a pesar de haber reducido las penas, contempla condenas de entre uno y tres años de cárcel y hasta “mil cuotas” de multa, unos 50.000 pesos.

BOTÓN GOOGLE NEWS

DW_Banner
DW_Banner
Publicidad