Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Red Forbes

La incertidumbre sigue complicando la vida a Chile

Hay más garantías en la devolución de la deuda en el caso de Perú que de Chile, según Bloomberg.

Publicado

on

Foto: EFE.

“El favorito del mercado latinoamericano ahora es más riesgoso que el caótico Perú”.

Así titula la empresa de noticias económicas norteamericana Bloomberg una nota de prensa en la que comenta que el riesgo crediticio en lo que respecta al pago de la deuda por parte de estas dos economías es mayor en el caso de Chile que en el caso de Perú. De acuerdo con la empresa del ex alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, hay más garantías en lo que a la devolución de la deuda se refiere en un plazo de 5 años en el caso de Perú que en el caso de Chile. La economía más prometedora de la región ofrece menos garantías que una economía que vive en una crisis constante desde hace ya más de 6 años.

En esta nota de prensa, los analistas señalan muchos elementos que influyen en esta rebaja de la calificación crediticia. En otras cuestiones, señalan diversos elementos técnicos, como el déficit por cuenta corriente, la deuda interna y externa de cada país, o lo que es lo mismo, la composición de la deuda, entre otros elementos. Y en este análisis, comparando el diferencial con los swaps de Panamá, puede apreciarse que este es superior al de la economía panameña, por lo que, efectivamente, hablamos de un claro problema de Chile, pues crece unilateralmente por encima del resto. Pero además de estos elementos técnicos que menciono, hemos de señalar que para Bloomberg hay una razón principal por la que estos diferenciales en los swaps son superiores en el caso de tratarse economía chilena. De acuerdo con los analistas del portal económico, Chile es un país que presenta una elevada incertidumbre, y ello le lleva a ostentar una menor calificación crediticia por las inseguridades que este fenómeno desata entre unos inversores que han empezado a ver con buenos ojos a
una economía sumida en el caos.

La agitación política que vive Chile en las calles, donde la sociedad se muestra muy descontenta con problemas como la desigualdad extrema que vive el país en algunas situaciones, está llevando a la sociedad a movilizarse y salir a las calles. Ese clima que comienza a agitarse, teniendo en cuenta los precedentes vistos en años anteriores en otras economías, como es el caso de la misma Perú, comienza a generar inseguridad a unas instituciones que hoy ven más riesgo en la economía chilena por la posibilidad de que, tarde o temprano, la sociedad estalle contra el Gobierno por problemas como el citado.

En este sentido, es preciso señalar la estrecha relación entre economía e incertidumbre. Y he de señalar que no solo hablamos de una relación con la deuda, sino también con otras cuestiones como el propio crecimiento económico. Como a mí me gusta decir, uno de los elementos que más penaliza a la economía es la incertidumbre. La incertidumbre nos resta puntos de PIB, pues muchos empresarios, debido a las expectativas, no invierten, producen menos, consumen menos, etc… Pero al igual que nos resta PIB y, por ende, crecimiento económico, también nos resta en todo aquello que fomenta el crecimiento económico, como es el caso del empleo, el consumo de los hogares y las familias, la mejora de los ingresos, entre otras cuestiones de gran relevancia.

Como comento, la economía son expectativas, y ante el miedo de que se produzca una situación no beneficiosa en cualquier momento, los agentes económicos posponen sus decisiones de consumo e inversión, frenando en seco la actividad económica que todo esto genera. Con esa caída de la actividad económica, la economía comienza a desacelerarse y, de esa manera, los ingresos se van reduciendo para un mismo gasto, debiendo recurrir a más deuda que impiden devolver la previamente contraída. Por la incertidumbre y, especialmente, por la incertidumbre política, el país está renunciando a crecer económicamente hablando. A solo dos semanas del referéndum en el que se plantea cambiar la Constitución, el país se encuentra divido en dos.

Mientras que, previamente, el 78% aprobaba dicho referéndum, hoy esa cifra no supera el 50%, y esto sitúa en una situación muy complicada a una economía que ve cómo sigue creciendo y recuperándose, pero que no ofrece garantías a unos inversores que, como decíamos, hoy prefieren aferrarse a Perú o Panamá.

En resumen y conclusión, estamos ante una situación, como digo, complicada. Esa incertidumbre está derivando en problemas que hoy sitúan a Chile, la economía favorita de los inversores en Latinoamérica, en una posición menos ventajosa que otras economías como Panamá o Perú; esta última, en crisis desde el año 2016. Teniendo en cuenta lo que he ido comentando a lo largo de estas semanas, y los análisis que hemos ido publicando, se van sumando razones para preocuparnos por una economía que no debe caer en una autocomplacencia, hoy, injustificada.

El autor es economista, responsable de educación económica y financiera en Rankia

___

Publicidad
Las opiniones expresadas son solo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes Chile.
Publicidad