Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Política

‘Better Call Boris’: Johnson considera volver a ser primer ministro del Reino Unido

Sería una extraordinaria resurrección política, pero aún debe contar con los votos para regresar

Publicado

on

'Better Call Boris': Johnson considera volver a ser primer ministro del Reino Unido
Boris Johnson. FOTO: Twitter.com / 10 Downing Street

El ex primer ministro británico Boris Johnson, quien dejó su puesto el mes pasado, podría terminar cumpliendo su pronóstico cuando renunció y, “como Cincinato”, regresar nuevamente al poder como líder del Partido Conservador en el Gobierno y primer ministro del Reino Unido.

El hombre que se vio obligado a dimitir como primer ministro en julio, derribado por algunos de los mismos legisladores que ahora espera que lo apoyen, está, según los conservadores y un antiguo asesor, tanteando a ver si tiene el respaldo que le permita volver al poder.

Sería una extraordinaria resurrección política para el experiodista, que dejó el cargo desafiante y envuelto en un escándalo, alegando que fue derribado por un “rebaño”, en referencia a los legisladores conservadores que se volvieron en su contra.

Pero la cuestión es si podrá convencer a las decenas de legisladores que le abandonaron de que ahora es la persona que puede unir al partido y dar un vuelco a la decadente fortuna conservadora, ganándose a unos votantes cada vez más preocupados por el costo de la vida.

En septiembre, en su último discurso como primer ministro, Johnson, de 58 años, se comparó con un cohete que había cumplido su misión y con un dictador romano que, en la vejez, dejó su granja para tomar el control del Estado y luchar contra una invasión.

“Como Cincinato, vuelvo a mi arado”, dijo ante la puerta del número 10 de Downing Street, aludiendo a la leyenda del cónsul romano que, desde su retiro, fue llamado en dos ocasiones a retomar al poder en Roma en momentos de crisis.

Publicidad

Sus declaraciones entonces llevaron a algunos a anticipar que Johnson ya estaba planeando su regreso.

Para algunos legisladores conservadores, Johnson es una fuente de votos, capaz de atraer a todo el país no sólo con su celebridad sino también con su optimismo energético.

Para otros, es un lastre, un hombre cuyos defectos quedaron brutalmente expuestos durante su etapa como primer ministro, cuando sus colegas en el despacho de Downing Street infringieron las normas por el COVID-19 para ir de fiesta cuando el resto de Gran Bretaña estaba bajo un estricto confinamiento.

Antes de regresar, deberá obtener los votos

Cuando Johnson dejó Downing Street sus asesores dijeron que iba a abrazar una vida más tranquila al dejar de ser “propiedad pública” y poder ganar más dinero en el circuito de conferenciantes. Uno de ellos dijo que estaba considerando la posibilidad de crear una fundación para ayudar a Ucrania, de la que ha sido un firme defensor frente a Rusia.

Después de que su sucesora como primera ministra, Liz Truss, dimitiera el jueves tras sólo seis semanas en el poder, la cuenta de Twitter del gobierno ucraniano llegó a publicar, y luego a borrar, un meme que decía Better Call Boris, en alusión a la serie de TV que es parte de la franquicia de Breaking Bad.

El viernes, un antiguo asesor dijo que Johnson regresaba de unas vacaciones en el Caribe para evaluar si podía conseguir los 100 votos de legisladores que necesita para entrar en la contienda por el liderazgo.

Publicidad

Según los indicios actuales, está por detrás de su exministro de Finanzas, Rishi Sunak, a quien algunos conservadores culpan de haber desencadenado la rebelión que hizo caer a Johnson.

“Podría llegar a los 100, pero creo que se quedará corto, por poco”, dijo un legislador conservador, que se está tomando el fin de semana para decidir si apoya a Sunak o a Penny Mordaunt, la exministra de Defensa que ocupa el tercer lugar y que es vista como una cara nueva.

Otro legislador conservador expresó su esperanza de que Johnson se presente, argumentando que, en un momento en que la suerte del partido nunca ha sido peor, él es el político que puede cambiar las cosas.

Hay un factor del que Johnson no puede escapar: está siendo investigado por la Comisión de Privilegios del Parlamento para determinar si mintió a la Cámara de los Comunes sobre las fiestas que rompieron el confinamiento. Si se descubre que los ministros han engañado a sabiendas al Parlamento, se espera que dimitan.

Y puede ser la persona equivocada para unir a un partido que está profundamente dividido después de haber visto a cuatro primeros ministros en seis años, dijo un legislador conservador.

El antiguo asesor de Johnson, Will Walden, dijo que su antiguo jefe sólo se presentaría si tenía asegurada la victoria.

Publicidad

“Boris odia perder y sospecho que no lo hará si no consigue llegar al umbral de 100 diputados necesarios”, dijo Walden a la BBC. “El país necesita un líder adulto y serio (…) Boris tuvo su oportunidad, sigamos adelante”.

BOTÓN GOOGLE NEWS
Publicidad