Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Negocios

El boom explosivo y ambicioso de Examedi, la startup de los exámenes reembolsables a domicilio

Pasaron por Y Combinator y Platanus Ventures en 2021. Para 2022, llegarán al resto de Chile, México y Colombia

Publicado

on

Juan Pablo Zepeda, Andrés Kemelyn e Ian Lee, co-fundadores de Examedi.

El aumento de casos diarios a lo largo del país, con un récord actual de más de 36 mil infectados, además de una positividad de 26,12% y alza de pacientes en camas básicas y medias en los recintos de salud, ha encendido las alarmas de la población a través de la solicitud de exámenes PCR y antígeno.

En esa línea, la startup Examedi, que hace diversos exámenes a domicilio reembolsables, como sangre, orina, antígenos y PCR para covid-19, ha visto cómo el interés por los últimos se ha incrementado exponencialmente.

Si en diciembre la cantidad de exámenes realizados por día era de entre 200 a 250 -con mayor solicitud de análisis de sangre y/o orina- hoy la atención y requerimientos la tienen los PCR. Día a día hacen entre 500 y 600 de este tipo, mientras la búsqueda de testeo para coronavirus se ha disparado poco más del doble.

“Llega gente de todo Chile buscando PCR, pero por ahora sólo atendemos en cuatro regiones. Entonces una cosa es la gente que llega a Examedi buscando PCR, y otra es la que alcanzamos a atender”, cuenta el COO y cofundador de la startup, Juan Pablo Zepeda, a Forbes.

“A mediados de 2022 esperamos lograr ya la telemedicina como servicio. La visión es que tengamos telemedicina, exámenes y medicamentos a domicilio”, añade el CEO y co-fundador de Examedi, Ian Lee.

Exámenes a domicilio

El boom explosivo de Examedi no es casualidad ni meramente por la solicitud a nivel nacional de test PCR.

Publicidad

La historia es así. Ian Lee (21), Andrés Kemeny (21) y Juan Pablo Zepeda (26) decidieron llevar sus capacidades como programadores al siguiente nivel y en 2021 fundaron Examedi. Ese mismo año fueron aceptados en las aceleradoras Platanus Ventures, en Chile, y Y Combinator, en Estados Unidos, logrando una inversión total de US$ 3.9 millones tras una ronda semilla para su nueva startup.

En menos de un año, ya están presentes en Santiago, Concepción, Antofagasta y Viña del Mar, y mientras continúan su expansión por Chile, preparan hacia marzo próximo su debut en México, para continuar en octubre a Colombia, y posteriormente, Perú.

LEA TAMBIÉN: Chile supera los 31 millones de PCR y test de antígeno: se contabilizan 33.362 casos diarios COVID-19

“Ya nos dimos cuenta a nivel logístico que tenemos un modelo que podemos replicar. Y sí, planeamos llegar a todas las esquinas de Chile durante 2022”, explica Lee.

Sin arrugarse, el joven ejecutivo dice que “es fácil para nosotros expandirnos porque nuestra red de enfermeras sirve exactamente igual que Uber. Entonces si hay alguna de ellas que viva en la Patagonia, por ejemplo, entonces podemos abrir Examedi en la Patagonia. Nosotros manejamos la logística y le entregamos insumos e información del paciente a la enfermera, para que ella atienda de su ubicación cercana”.

El año pasado, Lee fue becado por la Universidad de Waterloo (Canadá) para estudiar ingeniería en software. Si bien aceptó, asistió un semestre y luego se retiró para dedicar tiempo a otras propuestas.

Publicidad

Ian Lee, uno de los cerebros detrás de Examedi

Lee Comenzó a programar desde los 14 años. Con sus amigos y actuales co-fundadores, pasaban hasta 12 horas al día jugando videojuegos, como League of Legends. Hasta que quisieron pasar de ser consumidores de dicha tecnología, a saber cómo crearla. “Queríamos aprender a hacer algo. Así de amplio. Y tuvimos varias caídas, porque no teníamos de dónde aprender ni ninguna referencia”, cuenta a Forbes.

Así, entre los 15 y 16 años, curso online que Lee veía, curso online que Lee hacía. Después de asistir a clases en el colegio, pasaba entre 9 a 10 horas a diario aprendiendo cómo programar, de forma autodidacta. 

“Monté mi propio negocio en el colegio donde hacía de consultor a distintas marcas y empresas que necesitaban plataformas. Logré venderla a un par a clientes dentro de Chile, además de otros en Asia y Europa. Ahí me di cuenta que podía crear una plataforma que automatizaba procesos y que lograba hacer que la gente perdiera menos tiempo”, dice.

¿Cómo lograbas que, siendo un adolescente que aún estaba en el colegio y no tenía título profesional, las empresas te tomaran en cuenta y creyeran en tu plataforma?

L: Siempre supe que no tenía título y no tenía una ventaja sobre otro candidato. Básicamente así fue como llegué a la proptech Houm. Un día vi una vacante y en vez de sólo mandar un currículum, rediseñé e hice un análisis psicológico completo de la página y les envié el código de la plataforma nueva, de forma gratuita. Les dije “tengo 17 años, pero sé hacer estas cosas. Acá está mi trabajo. Si lo quieren usar, adelante. Si quieren ver más, contrátenme”. 

En el fondo, siempre tuve esa mentalidad, de que va a haber gente que más que el papel de la universidad, le va a importar lo que realmente puedes hacer. Por eso tuve que ir un paso más allá, mostrando primero lo que podía hacer y después generar la expectativa. Conseguí el trabajo estando en tercero medio. 

Publicidad

Quiero que sepan que tengo experiencia. Quizás no de manera formal en una empresa, pero sí que sé hacer todas las cosas que ellos están buscando. 

¿Qué le dirías a los jóvenes sobre cómo alcanzaste tus objetivos?

L: Mi mentalidad era menos fiesta, más estudio. Para mí fue 100% eso. Durante todo el colegio, por motivación propia, fui a una fiesta o junta. Y todo el tiempo que tenía lo dedicaba a leer libros, aprender a programar y hacer proyectos propios, y en el fondo, tenía muy en mente que siempre va a haber 10 mil personas que quieren lograr la misma meta que uno tiene, y que probablemente estén trabajando para ello. 

Eso hizo que cualquier invitación a fiestas la rechazara. 

¿Cuál es tu próxima ambición?

L: En febrero me voy a mudar a México, a pesar de que seguirá un equipo en Chile, pero principalmente a México porque es el mercado más relevante a nivel latinoamericano. Nos dimos cuenta que la gente es muy movida por alianzas comerciales cerradas.

Publicidad

Y también por motivación personal, que incluso recién partiendo con Examedi, tenía la necesidad de un cambio que me pusiera incómodo, básicamente. Dije que me iba a independizar, y qué mejor manera de hacerlo en un país donde no conozco a nadie. Ya en febrero me vengo a México indefinidamente. 

A 5 años ¿cómo visualizas a Examedi?

L: Queremos ser el sistema operativo de la salud. Ojalá que todos los pacientes estén agendando con Examedi. Y no sólo exámenes médicos-clínicos, sino kinesiología a domicilio. Ya lo estamos probando con pacientes.

Además, planeamos varios otros servicios: lo que queremos hacer es que si un paciente no agenda con Examedi, la clínica u hospital donde se atiende, use la logística de Examedi por detrás. Hay 37 funcionarios de salud directos nuestra compañía, y estamos permitiendo también que otros proveedores de salud usen nuestra red de enfermeras. En Examedi, si agendan hasta las 20.00 hrs, pueden hacerse el examen desde las 6.00 am. Tenemos una disponibilidad mucho más inmediata. Todo lo que es la logística de última milla de proveedores, también lo queremos hacer nosotros. Entonces, un paciente agenda con nosotros, o agenda con alguien que por detrás está con nosotros. 

Estamos piloteando con algunas empresa bien grandes, que por el momento son confidenciales, pero que tienen cobertura nacional. Y ojalá para mayo de 2022 estar ya con presencia en las clínicas más grandes de Chile. 

ADEMÁS: H20 Capital Innovation lanza un nuevo fondo de US$ 50 millones para invertir en emprendedores de Latinoamérica

Publicidad
Publicidad