Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Mundial de Qatar

Así es la empresa que monitorea el amaño de partidos en el Mundial de Qatar

El amaño de partidos ocurre con más frecuencia de lo que se piensa y Sportradar ayuda a detectarlos

Publicado

on

Así es la empresa que monitorea el amaño de partidos en el Mundial de Qatar
Centro de control desde donde se vigilan los estadios del Mundial de Qatar en Doha (Qatar). FOTO: EFE

Por Will Jakowicz

Está previsto que durante el Mundial de Qatar se apuesten más de US$ 160.000 millones y con tanto dinero en juego la FIFA contrató a una empresa de datos y tecnología deportiva para que supervise cada apuesta en búsqueda de irregularidades.

El mundo del fútbol ha sido famoso por notables escándalos de amaño de partidos y la empresa contratada por FIFA, Sportradar, afirma haber identificado, tan solo este año, más de 700 partidos manipulados por jugadores u oficiales.

Andreas Krannich, director general de la división de Servicios de Integridad de Sportradar, compara a los jugadores y árbitros que amañan un partido con los ejecutivos de Wall Street que realizan operaciones bursátiles en el momento oportuno.

LEA TAMBIÉN: Lista Forbes | Los cinco jugadores mejor pagados del mundial de Qatar

“El amaño de partidos es como el uso de información privilegiada”, dice Krannich. “Alguien tiene información privilegiada y apuesta por ella”.

Publicidad

Pero Sportradar, con sede en Suiza, no vigila sola los 64 partidos del Mundial. Este año, la FIFA reunió un grupo de trabajo sobre Integridad compuesto por Sportradar, el FBI, Interpol y la Asociación Internacional de Integridad en las Apuestas (IBIA), reportó ESPN.

El arreglo de partidos puede parecer extravagante y descabellado pero no lo es. Al menos un jugador activo en el Mundial de Qatar ha sido acusado de manipular un partido de la temporada regular en su liga.

Casos famosos de partidos amañados

El ejemplo más conocido de amaño de partidos en la actualidad ocurrió el 12 de noviembre de 2016, durante un partido de eliminatorias entre Sudáfrica y Senegal para el Mundial de 2018.

Joseph Lamptey, un árbitro ghanés, concedió un falso penalti a Sudáfrica. El penalti fue por mano, pero el balón golpeó claramente en la pierna del defensa senegalés Kalidou Koulibaly. Sudáfrica ganó 2-1.

Un par de días después, Sportradar, Global Lottery Monitoring System, Starlizard Sports Betting Consultancy y Genius Sports presentaron informes indicando que el mercado de apuestas deportivas mostró movimientos “irregulares” durante el partido y pruebas de que los apostadores sabían con antelación cuál sería el resultado.

El órgano judicial de la FIFA suspendió a Lamptey de por vida y el Tribunal de Arbitraje Deportivo le declaró culpable de “influir ilegalmente en los resultados de los partidos” para “hacer que las apuestas pertinentes tuvieran éxito”.

Publicidad

En 2005, un tribunal alemán condenó a otro árbitro, Robert Hoyzer, a dos años y medio de prisión por su participación en otro escándalo. En un partido de la Copa de Alemania, Hoyzer concedió al Paderborn dos penaltis que ayudaron al equipo a ganarle al Hamburgo. Un jugador profesional y propietario de un pub, el croata Ante Sapina, organizó la trama y pagó a Hoyzer US$ 67.000 euros para amañar nueve partidos.

Este año, en Austria, 15 personas, entre ellas jugadores de fútbol, funcionarios y apostadores fueron detenidas por el presunto amaño de al menos 19 partidos entre 2019 y 2021 en ligas regionales.

Fútbol, presa fácil de los delincuentes

El fútbol es el deporte más buscado por estos delincuentes porque es el más popular del mundo y en el que más se apuesta.

Las cifras son muy variadas: según un informe de la IBIA, el mercado mundial de apuestas reguladas pierde cada año US$ 25 millones por el amaño de partidos.

Se trata de una suma ínfima si se tiene en cuenta que las empresas de apuestas deportivas generaron casi US$ 70.000 millones en ingresos en 2020.

Según un informe publicado por Europol, delincuentes organizados utilizan el amaño de partidos deportivos para blanquear ingresos procedentes del narcotráfico y la prostitución, y se calcula que cada año estas pandillas obtienen 120 millones de euros de estas prácticas.

Publicidad

“El fútbol es el deporte más destacado y atractivo para los amañadores de partidos”, afirma Krannich. “¿Dónde está la mayor liquidez? No es en los deportes electrónicos. De media, para el Mundial de Qatar esperamos que haya más de 1.000 millones de euros apostados en cada partido”.

LEA TAMBIÉN: El dinero detrás de la Copa del Mundo más cara de la historia

Aunque el amaño de partidos es un problema relativamente pequeño para el deporte en general, la realidad es que está empeorando. El año pasado, Sportradar identificó 500 partidos de fútbol sospechosos, mientras que este año identificó 700 hasta mediados de noviembre. En todos los deportes, la empresa ha encontrado 1.100 partidos manipulados este año, en comparación con 903 el año pasado.

“Nunca habíamos tenido una cifra tan alta”, dice Krannich. “Este cáncer se está extendiendo”.

El amaño no consiste únicamente en el arreglo de un partido entero.

“Hoy en día, arreglar un partido no significa perderlo deliberadamente”, dice Krannich. “Eso es aburrido y también tonto”.

Publicidad

Capitanes de equipos, arqueros y defensas son los blancos preferidos de los amañadores debido a su rol en el campo. “Un simple error puede conllevar fácilmente la concesión de un gol sin levantar sospechas”, afirma el informe de Europol. “Si eres el (equipo) más débil sabes que vas a perder el partido de todos modos”, dice Krannich, “así que ¿qué diferencia hay entre perder por dos o por cinco goles?”

Detectando los partidos arreglados

Con un equipo de 60 personas repartidas por Estados Unidos, Sudamérica, Europa y Australia, el equipo de Krannich y su software de inteligencia artificial procesan anualmente 35.000 millones de variaciones en las probabilidades de las apuestas durante 890.000 partidos en 90 deportes.

El algoritmo detecta irregularidades en las pautas de las apuestas, tales como un aumento en el número de registros de cuentas de apuestas y grandes movimientos de dinero, ambos signos de amaño de partidos.

Cuando su sistema detecta un patrón inusual, Krannich asegura que puede decir qué equipo ganará simplemente observando a qué equipo apuestan más dinero los apostadores.

“O soy Jesús, o sabemos lo que hacemos con las métricas”, dice, bromeando. “Sólo nos fijamos en los hechos y los hechos son el flujo de dinero. El dinero nunca miente”.

El seguimiento de apuestas deportivas es solo una pequeña parte de lo que hace esta empresa valorada en US$ 3.200 millones. Fundada por el empresario Carsten Koerl, Sportradar también ayuda a las ligas deportivas a recopilar estadísticas de los partidos y a distribuirlas a los medios de comunicación y a operadores de apuestas.

Publicidad

Koerl, el CEO, se hizo multimillonario después de que Sportradar saliera a bolsa en el Nasdaq en septiembre de 2021. Sportradar tiene más de 1.700 clientes, incluidos 900 clientes en la industria de las apuestas deportivas como DraftKings, FanDuel y Flutter, y más de 150 socios de ligas deportivas, como la FIFA, la NBA, la MLB, la NASCAR y la NHL.

Otros multimillonarios como el basquetbolista Michael Jordan, el inversionista Mark Cuban y el empresario Ted Leonsis poseen participaciones minoritarias en la empresa.

BOTÓN GOOGLE NEWS
Publicidad