Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Actualidad

Empresas chilenas demuestran mejor transparencia en gobernanza y medio ambiente frente a sus pares internacionales

En tanto, se mantiene un pobre desempeño en el ámbito de igualdad de género, según Evalueserve

Publicado

on

Los criterios ESG -conjunto de prácticas que combinan acciones responsables enfocadas en el Medio ambiente, aspectos Sociales y Gobierno Corporativo- están marcando el rumbo de las empresas a nivel mundial, siendo considerados tanto por inversionistas como consumidores a la hora de tomar decisiones estratégicas y evaluar a las empresas.

Considerando que las buenas prácticas administrativas y la gestión en procesos internos y externos de las compañías basados en los criterios ESG son relativamente recientes en nuestra región, cabe preguntarse, ¿qué tan actualizadas están las empresas chilenas en cuanto a tendencias empresariales?

De acuerdo al análisis realizado por la empresa de soluciones analíticas y Business Intelligence, Evalueserve, existe un alto nivel de divulgación ESG de las empresas chilenas en comparación con las empresas internacionales. El estudio comparó las 30 empresas chilenas que conforman el índice S&P IPSA con 3.000 pares internacionales, en base al reporte “Sustainability Disclosure Practices: 2022 Edition” divulgados por The Conference Board.

Lea también: Nissan venderá y transferirá todas sus operaciones ubicadas en Rusia

El vicepresidente de servicios profesionales en Evalueserve Chile, Romain Corre, destaca que la diferencia que se produce en este alto nivel de divulgación. “Puede deberse a que el análisis considera solo a las empresas públicas más grandes, lo que inevitablemente genera un sesgo. No obstante, considerando el tamaño del país y de las empresas, puede decirse que existe una tendencia positiva, porque incluso las empresas de menores ingresos dentro del grupo tienen altos niveles de divulgación, ya sea a través de informes de sustentabilidad, sitios web, o a través de la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)”.

En efecto, la difusión de estas empresas en la dimensión medio ambiental supera con creces a sus pares extranjeros, considerando que más del 73% de las empresas chilenas exponen alguno de los indicadores considerados en este análisis. “A este respecto, se destaca que el 97% de las empresas divulgan sus riesgos asociados al clima, mientras que solo el 40% tienen una política de protección de la biodiversidad. En cualquiera de los casos, estos porcentajes sobrepasan significativamente a los registrados en los índices de empresas extranjeras considerados”, indica Romain.

Publicidad

Otro criterio prioritario es la Gobernanza. Según indica el análisis de Evalueserve, los riesgos asociados a la dimensión de Gobernanza son los que predominan en los distintos sectores industriales de las empresas del IPSA. 

“Esto podría contrastar con la amplia divulgación que hacen las empresas con respecto al medio ambiente, sin embargo, Chile es un país muy expuesto al cambio climático y actualmente la severa sequía que se viene registrando desde alrededor de 15 años en la zona central, es el foco de atención de las grandes empresas. El alto porcentaje de divulgación relacionado con la extracción de agua (90% de las empresas) solo viene a corroborar esta situación”, añade el ejecutivo.

Pero no en todo tenemos una “cara bonita”, ya que el estudio corrobora el pobre desempeño de las empresas en el ámbito de igualdad de género, discusión que lleva años sobre la mesa. De acuerdo con el análisis, los porcentajes de inclusión de la mujer en las empresas chilenas en todo nivel (directorio, gerentes y trabajadores) son siempre más bajos que el de empresas extranjeras.

“Esta tendencia queda reflejada en el ODS5, de ‘Relación entre mujeres y hombres en la tasa de participación en la fuerza laboral’, en el que se puede ver que a nivel país, Chile está muy por debajo de los países OCDE y en la media de los países de Latinoamérica y el Caribe, mostrando una tendencia entre estable a muy bajo crecimiento”, enfatiza Corre.

“Del mismo modo, otro ítem que no está bien cubierto es la evaluación más completa de la cadena de suministro o abastecimiento en su impacto ambiental y social. En este aspecto, las empresas extranjeras tienen procesos más establecidos para evaluar sus proveedores, contratistas, etc. desde el punto de vista medioambiental (por ejemplo sus emisiones CO2, residuos, uso de agua etc.) y social (respeto de derechos humanos, etc.) mientras las empresas chilenas tienden a concentrarse en sus operaciones propias solamente”.

Con todo lo anterior, el estudio concluye que muchas empresas chilenas anticiparon la necesidad de transparencia en temas de sustentabilidad y se adelantaron a los requerimientos de la nueva regulación de la CMF. La nueva norma 461, relacionada con las divulgaciones en el ámbito ESG, ha puesto el énfasis en el uso de las métricas de SASB (Sustainability Accounting Standards Board), organización que ayuda a empresas en el mundo a identificar, manejar, y reportar los temas de sostenibilidad que más importan a los inversionistas, a través de 26 temas de sostenibilidad que se organizan bajo 5 dimensiones ESG (Social Capital, Human Capital, Business Model & Innovation, Leadership & Governance, and Environment).

Publicidad

“Considerando que el 57% de las empresas que componen el IPSA ya ocupan el estándar SASB, se puede decir que se tiene un buen avance. Asimismo, cabe destacar que el marco más usado es el relacionado a la alineación con los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) utilizado por el 90% de las empresas del IPSA, seguido por los índices GRI (Global Reporting Initiative) y UNGC (United Nations Global Compact) con un 87% cada uno, dando cuenta de que las empresas chilenas tienen experiencia en el uso de estándares internacionales y la incorporación de SASB no debiese representar una gran dificultad”, puntualiza Romain. 

Además: Chile y Costa Rica superan a Venezuela y entran al Consejo de DDHH de la ONU

Publicidad