Todos los Derechos reservados © 2004 - 2022, Forbes Chile

Actualidad

Trabajadores del cobre levantaron paro en Codelco tras llegar a acuerdo por cierre de fundición tóxica en el ‘Chernoby chileno’

Los trabajadores y Codelco llegaron a un acuerdo para preservar empleos e invertir en refinería Ventanas

Publicado

on

Trabajadores del cobre levantaron paro en Codelco tras llegar a acuerdo por cierre de fundición tóxica en el 'Chernoby chileno'
Trabajadores de Codelco en paro en Puchuncaví (Chile). FOTO: EFE

Los trabajadores de la empresa estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, levantaron el paro que mantenían en protesta por el cierre de una fundición tóxica que opera en la bahía de Quintero-Puchuncaví, en la costa central, tras obtener garantías de una transición justa para sus empleados y mejoras a la refinería que funciona en el mismo lugar.

Codelco anunció que cerraría la fundición Ventanas —a poco más de 100km al noroeste de Santiago— el viernes pasado, tras un evento de intoxicación masiva ocurrido a inicios de este mes que afectó a más de 150 personas —la mayoría menores de edad— de la comunidad, obligó al cierre de escuelas y a la declaración de una emergencia ambiental.

En un comunicado conjunto, la gerencia de Codelco y la Federación de Trabajadores del Cobre (FTC), que agrupa a los sindicatos de la compañía, acordaron la creación de una mesa de trabajo sobre la planta, “la cual abordará los escenarios del cese de la fundición … con el objeto de asegurar una transición justa para los trabajadores(as)” de la corporación estatal, así como para las empresas contratistas y sus trabajadores.

En la fundición Ventanas trabajan más de 700 empleados y contratistas de Codelco.

“Hemos cumplido el mandato que nos han entregado las bases de resguardar la empleabilidad de los trabajadores y trabajadoras de Ventanas, por lo que damos por finalizadas nuestras movilizaciones para favorecer el camino del diálogo”, expresó la FTC en el documento.

En la División Ventanas operan una fundición y una refinería donde se procesan concentrados de cobre para la producción de ánodos y cátodos, pero solo la fundición cesará operaciones, según la decisión de Codelco.

Publicidad

“La voluntad de ambas partes se concretó luego de que la Corporación ratificara su compromiso de dar continuidad a la División Ventanas potenciando su refinería, en lo que se incluye las inversiones necesarias para su sostenibilidad operacional”, agregaron las partes en la declaración conjunta.

Por su parte, el presidente ejecutivo de la estatal, André Sougarret, afirmó que “hemos relevado una vez más que potenciaremos a las demás fundiciones de Codelco y a todas sus refinerías, porque es un proceso crucial para nuestro plan de negocios”.

El cierre de la instalación requiere la modificación de una ley que obliga a la empresa a fundir minerales exclusivamente en Ventanas de la también estatal Enami, provenientes de la pequeña y mediana minería.

Los trabajadores de la estatal paralizaron sus actividades el miércoles y jueves tanto en ventanas como en los yacimientos El Teniente, centro; la División Andina, centro, en la cordillera de los Andes; y Chuquicamata, norte, en el desierto de Atacama, en protesta por el cierre de la fundición.

Reclamaban que la empresa invirtiera sobre US$ 54 millones en mejoras para la captación de gases tóxicos, pero la corporación sostiene que la inversión no garantiza que no haya emisiones tóxicos en la planta en el futuro.

En la zona operan otras 15 industrias altamente contaminantes cerca de la comunidad, entre ellas termoeléctricas, químicas y refinerías, por lo que esta ha sido denominada una “zona de sacrificio”, o el “Chernobyl chileno”.

Publicidad

El presidente Gabriel Boric ha prometido acabar con esta y con las otras cuatro “zonas de sacrificio” que existen en Chile, pero los trabajadores de Codelco sienten que se está culpando a la planta por la contaminación mientras no se toman medidas contra las otras industrias tóxicas.

El mismo miércoles, en medio del paro y sin la planta funcionando, más de 60 personas presentaron síntomas de intoxicación nuevamente y reportaron mareos, vómitos y dolores de estómago, entre otros síntomas.

FORBES STAFF

Publicidad